top of page
Buscar

La infidelidad y el cáncer de mama ¿Qué tienen que ver?

Hay mucho para aprender de nuestra biología, como siempre decimos, nuestro cuerpo es un "cartero" que nos entrega mensajes, siempre que estemos dispuestos a recibirlos con interés y respeto.


El cáncer es una de las enfermedades más temidas y de las cuales tenemos más información contrastante con lo que la Biodecodificación o Biología Total tienen para decir al respecto, a partir de la investigación del Dr. R Hamer, oncólogo que da origen a este saber con sus descubrimientos.


Las mamas son el el único órgano en el cuerpo femenino que NO ES para la mujer. El hígado, corazón, intestino, etc está a su servicio vital, sin embargo, las mamas están al servicio de la especie, a través de nuestro nido, nuestra descendencia.


Las mamas son el órgano nutridor y protector de la especie, al permitir alimentar y mantener con vida a "nuestros cachorros".


Ahora bien, el nido puede ser estricto o ampliado, ¿qué significa? que estrictamente tu nido será tu hogar y tus hijos o todo aquel ser que maternas como hijos, por ejemplo nietos, sobrinos etc que crías o tienes a tu cargo, mascotas, o hasta tu pareja si lo tratas como una madre más que una pareja.

Luego tienes esos otros seres que, sin ser tus hijos, son igualmente importantes para tí y los cuidas, los "maternas", como pueden ser padres ya mayores, hermanos, familiares con discapacidad, pareja, etc. Es más usual y esperable que la pareja esté en el nido ampliado que en el estricto.


Ahora bien, para el caso que nos convoca en este artículo, si estamos ante el conflicto de creer, saber o suponer que tu pareja te es infiel, estás bajo una amenaza real o simbólica que atenta contra ese nido ampliado que comentamos. Ese espacio vital simbólico y real, que sientes tuyo, que cuidas y defiendes como hembra de la especie humana que eres. Somos animales territoriales como cualquiera, eso no lo olvides, y cuando se acerca una amenaza a nuestro nido, vamos a responder. Para este caso, otra mujer que se acerca a "tu macho" es "como un león queriendo meterse en tu cueva" en términos simbólicos.


Esta amenaza es natural vivirla con mucho estrés, miedo a perder algo valioso y que se suele vivir con culpa, con desvalorización en términos de sentir que se ha sido "poco hembra para nuestro macho" que ha buscado a otra hembra. Son emociones muy arcaicas y de supervivencia de la especie, difíciles de evitar y de racionalizar. Hay que comprender lo que se siente.


Ante esta amenza de perder a un integrante del nido, o de cortar contacto con él, porque quizás la vivencia es estar perdiéndolo sin poder reconectar, sin poder reestablecer contacto de comunicación y de vínculo con esa pareja, tu inconsciente biológico va a activar alguna solución que permita ayudar a que no se pierda esa comunicación, o bien que no te sientas incapaz de mantener con vida ese nido, nutrido y protegido ante este "león" que se acerca.


Esas dos grandes tonalidades emocionales, son las que programan básicamente el cáncer de mama, ductal o glandular y si se trata de tu pareja y su infidelidad es altamente probable que si te detectaron cáncer de mama sea en la mama opuesta a tu lado hábil y ubicado dentro de la mitad externa de la mama, pudiendo ser arriba o abajo en esa mitad del seno. Es una adaptación biológica para nutrir cuidar y mantener a salvo al nido, o bien comunicar, acercar o ponerse en contacto con un integrante del nido. La biología se adapta con un sentido positivo a lo que se vive.


Si la vivencia incluye además sentirte que no has sido lo suficientemente buena cuidando y protegiendo tu nido, se verá afectada la cadena ganglionar de la axila del mismo lado de esa mama. No siempre se afecta, pero es bastante usual, porque es bastante usual que en el conflicto de nido que se vive exista un componente del tipo "fallé en la protección" de un integrante del nido. Es usual esta emoción, por ello es usual el tema de los ganglios también afectados.


En conclusión, una infidelidad o un estrés de amenaza de pérdida del macho a causa de una infidelidad puede ser un programante para un cáncer de mama.


Si crees que esta información le es útil a alguien más, por favor no dudes en compartirla. Los conflictos se pueden resolver, podemos recuperar el equilibrio emocional y esto también se verá reflejado en tu biología, llegando el día en que el "cartero" te diga "ya pasó todo, hemos vuelto a la normalidad".


Deja tus comentarios o puedes contactar por privado.

Gracias por tu tiempo al leernos



.



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Bình luận


bottom of page